Abogados de Difamación en San Diego

Su reputación es algo muy valioso. Desafortunadamente, información  negativa puede permanecer en el internet para siempre. Si usted ha sido difamado, puede considerar la presentación de una demanda para limpiar su nombre. Antes de hacerlo, la siguiente información puede ayudarle a determinar si usted tiene un caso. 

Difamación, calumnia e injuria: ¿Cuál es la diferencia?

La difamación es el término general que abarca tanto la calumnia como la difamación. La ley de California define estos términos en el Código Civil, Secciones 44 a 48.

La única diferencia entre la calumnia y la difamación es que la calumnia es una declaración difamatoria hablada, y la calumnia es una declaración difamatoria escrita. Los elementos necesarios para probar cualquiera de las formas de difamación son:

  1. publicación de una declaración de hecho (no opinión);
  2. lo cual es falso;
  3. que no es privilegiado;
  4. que causa un daño real, y
  5. que el orador fue negligente al no verificar antes de la publicación .

¿Qué es una declaración publicada?

Una declaración difamatoria se publica si se hace de una manera que puede ser revisado o visto por el público. La definición legal de “publicado” es más amplia que la definición general y puede depender de una combinación particular de hechos. Por ejemplo, una declaración se publica si se escribe en el periódico, o si se habla en un programa de noticias, escrito en el internet en un blog o tweet, declarado ante una multitud de personas, o fijado de alguna otra manera al público.

¿Qué tipo de declaraciones son privilegiadas?

Si una declaración se considerada privilegiada, entonces no es difamación. California protege, o da privilegios a varios tipos de declaraciones. Hay tres tipos principales de declaraciones privilegiadas:

  1. Informes oficiales – declaraciones oficiales de una entidad o representante del gobierno , como un agente de policía ;
  2. Opinión – declaraciones que son simplemente la opinión de un orador y no hechos no son difamación y están protegidos por la Primera Enmienda , o
  3. Verdad sustancial – si una declaración es verdadera, entonces no es difamación.

Figuras Públicas, Figuras Públicas  Limitadas, e individuos privados

Las normas relativas a la difamación son diferentes, dependiendo de su estatus en la comunidad. Las figuras públicas, como los políticos o personajes famosos, han optado por estar en el ojo público y se han abierto a los comentarios del público y a la especulación. Las personas que son figuras públicas tienen menos protección contra la difamación que el ciudadano común. Los ciudadanos comunes, sin embargo, pueden llegar a ser figuras públicas con propósito limitado si se involucran  en una controversia pública.

La distinción entre las figuras públicas, figuras públicas limitadas,  e individuos privados, es importante porque debe demostrarse para poder ganar un caso de difamación. Un individuo privado sólo tiene que demostrar que la persona que hizo la declaración difamatoria no tuvo el cuidado de verificar si la declaración era verdad. Las figuras públicas y figuras públicas limitadas, sin embargo, deben demostrar que la persona que hizo la declaración lo hizo intencionalmente y a sabiendas de que la declaración era falsa, o lo hizo temerariamente sin importarle la verdad. Este es un estándar difícil, lo cual significa que los casos de difamación son más difíciles de ganar para las personas que se encuentran  a la vista del público.

¿Cómo puedo saber si tengo un caso?

Los casos de difamación son difíciles de ganar debido a la compleja variedad de elementos que los demandantes deben comprobar. Además de mostrar la información antes mencionada, debe presentar la demanda sólo contra la persona que hizo la declaración y no contra una persona que se limitó a repetir la información. Además, tiene que presentar la demanda dentro de un año a partir de la fecha en que se hizo la declaración. Por último, tiene que probar que usted ha sido realmente dañado de alguna manera. Por ejemplo, si usted perdió negocios o ingresos como resultado de elle. El ser ofendido o el herir sus sentimientos, por lo general no es suficiente para sostener una demanda por difamación.

La resolución de una demanda por difamación lleva tiempo. La mayoría de las demandas se resuelven antes de un juicio, pero aun así pueden pasar años antes de usted reciba ningún tipo de compensación. Antes de comenzar el proceso de presentar una demanda por difamación, tome ventaja de una consulta gratuita con los abogados de Hiden , Rott y Oertle , LLP. Nuestros abogados pueden revisar la evidencia de su difamación y hablar con usted acercas de su caso. Llame al (619) 324-5438 para tener una consulta gratuita en San Diego el día de hoy.

This post is also available in: Inglés