Pérdida de la visión y audición relacionados con el trabajo

Hiden, Rott y Oertle, LLP (HR&O) se complace en anunciar que ha presentado la primera Demanda Colectiva por pérdida de la audición en la historia de Compensación al Trabajador en California.

Esta Demanda Colectiva fue presentada en nombre de todos los carniceros de Albertsons en California.

HR&O actualmente está investigando otras cadenas de supermercados en California que no proporcionan protección auditiva para sus carniceros.

La siguiente visión general en cuanto a la pérdida de la audición relacionada con el trabajo, está diseñada para ayudarle a hacer las preguntas correctas y le permitirá obtener todos los beneficios a los que tiene derecho de acuerdo a la ley de California.

La pérdida de la audición puede ser causada por ruidos o sonidos fuertes. Cuando el sonido es fuerte, la energía del sonido golpea el tímpano. Esto hace que las células ciliadas se doblen demasiado y envíen un impulso más potente al cerebro. Si el sonido es agudo, las células ciliadas tienen muy poco tiempo entre las ondas de sonido para recuperar su posición vertical normal.

Cuando el sonido es fuerte y agudo al mismo tiempo, estas células nerviosas internas no tienen oportunidad de recuperarse y mueren. Si varias de estas células mueren, empezamos a darnos cuenta que no escuchamos tan bien como escuchábamos antes. (Ruido y Pérdida de la Audición, Henry P. Shotwell, Ph.D., CIH, Robert E. Sheriff, CIH, CSP de Atlántic Environmental, Inc., Dover, NJ).

En el lugar de trabajo, la exposición al ruido está regulada por la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA). OSHA ha establecido un máximo de 8 horas de exposición al ruido a 90 decibeles (dBA) en el lugar de trabajo. OSHA requiere un Nivel de Acción (AL) de 85 dBA, lo cual requiere un programa de conservación de la audición, que incluye entrenamiento, protección auditiva,  examinación inicial y examinación anual de audición para reducir los niveles de ruido del lugar de trabajo.

En el sistema de Compensación al trabajador, hay dos tipos de lesiones que pueden ocurrir. Las lesiones pueden ser “específicas” o ” acumulativas”.

Una lesión específica es el resultado de un incidente o exposición, lo cual causa discapacidad o crea la necesidad de obtener tratamiento médico.

Un lesión o enfermedad acumulativa puede ocurrir debido a las actividades o a la exposición prolongada por un período de tiempo, la combinación de esto provoca discapacidad y / o la necesidad de obtener tratamiento médico.

En cuanto a la pérdida de la audición relacionada con el trabajo, si la exposición al ruido ocurre una sola vez, entonces es posible que tenga una lesión específica. Si se expone al ruido durante un período de tiempo, entonces es posible que tenga una lesión acumulativa.

El determinar la fecha en que ocurrió a lesión es la clave en este tipo de lesiones, ya que el plazo de limitaciones, o mejor conocido como el “Estatuto de Limitaciones“, no empieza a contar hasta que el empleado ha perdido horas de trabajo, necesita tratamiento médico, y en cuanto el empleado sabe, o siendo razonable, debería haber sabido que la pérdida auditiva era el resultado de la exposición al ruido en el trabajo.

En general, el reloj no comenzará a correr hasta que un médico le dice al empleado que la pérdida de la audición fue causada por el trabajo.

Por último, el empleador sólo puede ser considerado responsable si la exposición a las máquinas o aparatos ruidosos es lo que realmente causo la pérdida de la audición.

Si usted o alguien que usted conoce está trabajando o ha trabajado como carnicero en California, entonces póngase en contacto con los Abogados Michael Ian Rott o Eric M. Overholt al 619-296-5884 o por correo electrónico: mrott@hrollp.com oreoverholt@hrollp.com.

This post is also available in: Inglés