Las Represalias del Empleador por presentar una queja por Discriminación

La ley de California prohíbe a los empleadores tomar represalias contra los empleados por haber presentado una queja por discriminación. La Comisión de Oportunidades de Empleo (EEOC) afirma: “Un empleador no puede despedir, degradar, acosar o de otra manera tomar ‘represalias’ contra un individuo por presentar una queja de discriminación, por participar en un procedimiento de discriminación, o de otra manera oponerse a la discriminación”.

Si usted alerto a una agencia sobre la discriminación en su lugar de trabajo basado en características protegidas como la raza, el género, la edad o la orientación sexual, y su empleador ha tomado represalias de alguna manera en contra de usted, usted puede ser capaz de presentar una reclamación por represalias para obtener una compensación por daños y perjuicios.

 Entendiendo las Represalias por parte del Empleador

El Código Gubernamental de California Sección 12940 se refiere a la discriminación en el lugar de trabajo. Parte (h) establece que es ilegal “[P]or parte de cualquier empleador, organización laboral, bolsa de trabajo, o persona, el expulsar, o de otro modo discriminar a alguien porque esa persona se ha opuesto a cualquier práctica prohibida en este lugar o porque la persona ha presentado una queja, o ha testificado, o ayudado en cualquier procedimiento bajo esta sección. ”

Dr. Paul Mattiuzzi ofrece una explicación detallada de las bases de represalias en EverydayPsychology.com. Él escribe: “Las represalias no es lo mismo que el acoso o ‘un lugar de trabajo hostil’, y no se trata de las personas víctimas de represalias o de ‘vengarse’ de nadie. Las represalias se refieren a hacer que la gente tenga miedo de quejarse o de hacer valer sus derechos. Es una distinción sutil, pero importante”.

¿Quién está protegido por la ley?

California estipula que las siguientes personas están protegidas por la ley de protección en contra de las represalias del empleador.

  • Los empleados que ven en forma opuesta alguna discriminación en el empleo (que presentan una queja contra la discriminación, etc.) por motivos de raza, color, sexo, religión, origen nacional, edad o discapacidad.
  • Los empleados que han solicitado una adaptación razonable basada en religión o discapacidad.
  • Los que tienen una estrecha relación con la persona involucrada en una actividad relacionada con la característica protegida por discriminación. Por ejemplo, hay represalias cuando un empleador despide a un empleado porque su esposa presentó una demanda por discriminación.

Ejemplos de Represalias

Para que una situación sea considerada represalias del empleador, la acción adversa debe ser sustancial, y debe ser injustificada. Molestias pequeñas como un solo comentario negativo en su evaluación de desempeño o ser reprendido por bajo rendimiento en el trabajo no se consideran represalias.

Hay muchos casos claros de represalias. Por ejemplo, digamos que usted está listo para una promoción para la que usted está debidamente calificado, y hay pruebas (comentarios, llamadas grabadas, etc.) de que el empleador le negó la promoción solamente porque usted es una minoría. Usted presenta una queja de discriminación ante la EEOC o el Departamento de Empleo y Vivienda Justa. Cuando el empleador se entera de su queja, de repente usted es degradado y sin causa justa, y su jefe comienza a hacer amenazas sutiles hacia usted. Esto probablemente sería un caso de represalias del empleador y usted tendría motivos para presentar una demanda.

A continuación se presentan algunos ejemplos adicionales de acciones adversas que se incluyen en la discriminación laboral relacionada a represalias.

  • Despido Injustificado
  • Negación de una Promoción
  • Evaluaciones negativas injustificadas
  • Vigilancia injustificada
  • Agresión
  • Cargos civiles o criminales infundados contra el empleado para disuadirle de perseguir sus derechos

¿Es usted víctima de represalias? Llame a Hiden, Rott y Oertle.

 Si usted cree que puede tener un caso viable de represalias, póngase en contacto con nuestra oficina para obtener ayuda. Nuestros abogados laborales y de empleo en Hiden, Rott y Oertle tienen experiencia en el manejo de todo tipo de casos de represalias y discriminación, tanto dentro como fuera del tribunal, y nos apasiona profundamente ayudar a los empleados agraviados a obtener una compensación por daños.

Contáctenos hoy al (619) 296-5884 para programar una consulta gratuita.

This post is also available in: Inglés