Abogados de Abuso de Ancianos en San Diego

Cada año, más de 300,000 californianos son atendidos en hogares de ancianos o centros de vivienda asistida, según la Asociación de Instituciones de Salud de California. Conforme la población envejece y los baby boomers llegan a sus años de jubilación, se espera que el número de personas que entran en los hogares de ancianos continuara creciendo.

Conforme el número de personas mayores en hogares de ancianos aumenta, también aumenta el potencial de los casos de abuso. La población que vive en hogares de ancianos es especialmente vulnerable a la negligencia y el maltrato. Si su ser querido está en un hogar de ancianos en San Diego, ¿cómo puede asegurarse de que él o ella reciba el mejor cuidado posible? ¿Qué derechos tienen los pacientes de hogares de ancianos y cómo se puede saber si se están quebrantando estos derechos? Si sospecha que alguien está abusando de su ser querido, usted tiene opciones.

¿Qué derechos tienen los pacientes de hogares de ancianos?

Las leyes de California protegen a los pacientes de hogares de ancianos y garantizan que todos los pacientes sean tratados con dignidad. Todos los pacientes de hogares de ancianos tienen derecho a :

  • visitas de amigos y seres queridos;
  • tener privacidad en sus visitas y llamadas telefónicas;
  • participar en las actividades sociales , políticas y religiosas;
  • mantener la confidencialidad de sus registros médicos y financieros;
  • vivir en un ambiente seguro y limpio;
  • que sus quejas sean escuchadas y atendidas;
  • participar y rechazar los tratamientos médicos , y
  • estar libre de las presiones financieras de la institución.

Estos son sólo algunos de los derechos que los estatutos de California proporcionan a los pacientes de hogares de ancianos. Si usted cree que los derechos de su ser querido están siendo infringidos, investigue el asunto sin demora y busque orientación legal si es necesario.

¿Qué tipos de problemas constituyen abuso o negligencia?

Hay una gran variedad de ejemplos de abuso y negligencia en hogares de ancianos. Esto abarca el abuso físico, abuso emocional e incluso el abuso financiero. Ejemplos de casos incluyen:

  • escaras – puede suceder si el paciente se deja en una posición durante mucho tiempo – podría ser señal de negligencia;
  • caídas – podría suceder debido a la falta de dispositivos adecuados de asistencia, o la falta de asistencia personal;
  • ser golpeado o abusado por el personal – un delito muy grave que puede resultar en cargos criminales;
  • Huesos rotos o moretones – esto podría ser una señal de maltrato físico o negligencia si el paciente no se monitorea adecuadamente y tiene caídas frecuentes y otros accidentes ;
  • Abuso sexual – incluso si es abusado por otro residente , la instalación puede ser responsable , y
  • robo de objetos personales o mala conducta financiera – ponga atención a cualquier actividad financiera extraña en las cuentas de su ser querido.

¿Qué debo hacer si sospecho abuso?

A veces, el abuso es fácil de detectar. Huesos rotos, moretones sospechosos o accidentes frecuentes son posibles señales de problemas en la instalación. Otras veces, puede ser difícil determinar si sus preocupaciones acerca de una instalación son justificadas.

Hable con su ser querido fruentemente y pregúntele acerca de sus experiencias. Cuando usted visite, tome nota de las condiciones de la instalación y la condición de la persona que está visitando. ¿Su ser querido se ve feliz y activo o parece nervioso o alejado? ¿Su ser querido se ve limpio y cuidado? ¿Puede hablar libremente o parece que sus visitas son monitoreadas por el personal?

Si sospecha que un paciente de un hogar de ancianos está siendo maltratado o abusado, o si el paciente sufrió un accidente que usted cree podría haberse evitado, registre todos los incidentes o sucesos sospechosos. Tome fotos de cualquier lesión, registre las fechas y horas de cualquier sospecha de casos de abuso o negligencia, y hable con su ser querido con frecuencia.

¿A quién debo contactar para reportar el abuso?

Si usted cree que un paciente es víctima de abuso, reporte sus preocupaciones a su defensor del pueblo. En San Diego el Servicio para personas de la tercera en el Condado puede ser contactado al (800) 640-4661.

Después de hablar con su defensor del pueblo, póngase en contacto con Hiden , Rott y Oertle, LLP. Nuestros abogados pueden revisar la situación de su ser querido y aconsejarle acerca de las opciones que debe tomar. Llame al (619) 324-5438 para tener  una consulta gratuita el día de hoy.

This post is also available in: Inglés